¿Agenda? ¿Listas? ¿Lluvias de ideas?... Bullet Journal




  • Desde que tengo uso de razón, utilizó agenda. Con ella no solo recuerdo tareas, también me organizo, me monitorizo y, a su vez, me sirve de recuerdo. Con un simple vistazo sé si esta semana he hecho el ejercicio que pretendía, a qué hora tengo que recoger a mi ahijada, si he terminado el módulo del curso online que me he propuesto o qué día tengo tiempo libre para ese café pendiente.
  • También tengo un cuaderno personal (no me atrevo a llamarlo diario), en el que anoto emociones tan intensa que no soy capaz de tragar. Por norma general, en él están relatados casi todos mis ataques de pánico y días en los que la hipocondría puede conmigo. Podría decirse que sí, que tengo un diario para mi monstruo.
  • Tengo dos libretas finitas. En una de ellas anoto ideas para novelas, relatos o cosillas interesantes. En la otra hago menús semanales (para organizar la compra de la semana), recetas y calendarios de ropa, por el mismo motivo, ahorrar tiempo. Anoto lo que voy a comer y lo que me voy a poner, aunque no siempre lo cumplo, cuando lo hago el mundo se vuelve un lugar mucho más cómodo.
  • Tengo un planificador específico para el blog y todas las webs que se me ocurren y nunca llevo a cabo. En él hay ideas de entradas, colaboraciones que deseo proponer, diseños...
  • Tengo 3 listas diferentes. Una para los libros que quiero leer, otra para películas que quiero ver y otra para lugares que quiero visitar a lo largo de este año.
  • Tengo una libreta muy cuqui, regalo de mis amigas, en la que anotar sueños y propósitos.
  • Tengo un pequeño block de notas para gastos y ganancias. Cuando estoy en el paro es un poco deprimente porque nos vemos obligados a tirar de ahorros, pero si no las tuviera no sé cómo podríamos ajustarnos a un presupuesto.
  • En nuestra cocina tenemos una pizarra blanca en la que escribimos tareas pendientes de la casa (como limpiezas profundas, arreglo de persianas, colgar ciertos cuadros... o lo que toque).
  • Y, por supuesto, cuando tengo alguna idea importante, uso postits.

Es decir, utilizo nueve lugares diferentes para anotar palabras que me ayudan a organizar mi vida. Tal vez en algunos coincidas conmigo y otros te parezcan banales, pero te aseguro que para mí tener todo esto a mano es muy importante.

Empiezo el año con muchísimas ganas, comprándome una hermosa agenda que adornar, actualizando mis listas, haciéndome con nuevas tarjetas de colores... y cuando llega marzo estoy tan cansada de rellenarlas todas que las utilizo tan solo esporádicamente. Me olvido de ellas, priorizando sobre la agenda, porque lo urgente siempre va por delante de lo demás, aunque sea importante.

Esa es la razón de que Orquídea Blanca II siga en el tintero, de que no haya terminado más que un curso online o que no haya empezado aún la web de autora con la que sueño. Lo primero es lo primero, trabajar. A continuación, la casa, la lavadora y la compra. Después el amor, la familia y los amigos. Y lo demás, esos propósitos por mi desarrollo personal, al requetefinal.

Adiós listas, adiós ideas, adiós al control de mi monstruo. Adiós sueños.

En las dos entradas anteriores (esta y esta), te hablaba de sueños impuestos o creencias heredadas de lo que consideramos que debemos ser o hacer para ser la mejor versión de nosotros mismos. Hoy te estoy hablando de esos sueños que tú y yo tenemos claros. El problema es que, al menos en mi caso, siempre los acabo por posponer.

Hace unos días descubrí este proyecto. Se llama Bullet Journal y es un método completamente analógico para el que tan solo necesitas un cuaderno de tu gusto y bolígrafos de tu estilo. No voy a enrollarme a explicarte en qué consiste, porque para eso está la web de su creador y los vídeo tutoriales de un millón de seguidores en todas las lenguas, pero en resumen se trata de colocar esos nueve puntos que te he descrito en el mismo lugar.

Y quién dice esos nueve, dice diecinueve o tres. Da igual. Sean cuáles sean tus requisitos para organizarte, tus listas o tus objetivos, al ser analógico puedes programar tu Bullet Journal a tu gusto. Deja espacio para ideas, para recetas, para mandalas....


La idea es que, al tenerlo todo junto, trabajarás un poco cada área, cada día (o cada semana, depende de tu planificación) y así serás mucho más consciente de dónde estás perdiendo el tiempo o qué tareas no dejas de posponer porque en realidad no van contigo.

Yo aún no lo he probado, pero ya tengo mi cuaderno preparado y listo para empezar. 

¿Tú que opinas? ¿Te animarías a iniciarte en este nuevo método de organización?



8 comentarios:

  1. Wow, creo que eres la persona más organizada que leo. ¡Vaya paciencia para escribir tantas libretas y tan variopintas cada una! El Bullet Journal me llama mucho pero no sé dibujar, y sé que acabaría arrancando más hojas que escribiendolas por lo que creo que paso, más que nada porque sé que terminaría hecha un churro y no quiero estropear hojas, pobrecillas ellas.

    Me ha encantado este post, ¡Nos leemos!

    Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intento en la mayor parte de áreas de mi vida, pero a lo largo de año las voy abandonando... Y lo cierto es que, cuando llevo un orden funciono mucho mejor. No es que sea más productiva (o lo que yo considero ser productiva) que también, sino que me ayuda a tener las emociones en calma.

      Yo tampoco sé dibujar, pero tampoco es necesario llenarlo de ilustraciones (por muy chuli que queda) se trata de hacerlo al gusto. Eso sí, si quieres probar, hay muchísimas plantillas gratuitas en pinterest (con las ilustraciones ya hechas) y por descargarte y probar las de un mes no pierdes nada.

      Un abrazo, Modus Leyendi. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Qué distintas somos para esto, jejeje, soy caótica y vivo apenas sin apuntar nada, solo lo imprescindible que son las citas médicas de mi hijo, aunque como tú tengo alguna aplicación que lleva la cuenta de los libros y las películas que quiero devorar, pero al final paso de las listas y me guío por impulsos y voy matando los monstruos uno a uno, por tamaño y prioridad ;) los de mi niño van primero, a los míos hasta los he cogido cariño y quizá no los mato, ya ves, porque son "de la familia". Te dejo que estaba escribiendo, pero me he ido a google a buscar una palabra y mira dónde he llegado de salto en salto ;) ¡mil besos! <3 <3 3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo vengo de una casa muy caótica y eso me daba muchísimo estrés. Cuando necesitaba algo importante y no lo encontraba me subía por las paredes. Perdía una cantidad de tiempo horrible cada vez que tenía que solicitar la beca y buscaba declaraciones de renta o certificados de familia monoparental... Y los encontraba después de varias horas en el rincón más tonto.

      Intentar ser organizada me ha llevado mucho ensayo y error en el que sigo atrapada. Lo que tengo seguro es que sin agenda, me es muy complicado organizarme. Y más en las épocas en las que estoy en el paro, sin una jornada laboral que limite y te establezca una rutina.

      Esto del Bullet Journal será una oportunidad estupenda para reducir mis libretas, al menos, a la mitad. Al menos tengo que probarlo.

      Ánimo con esas letras, siento haberte interrumpido, pero agradezco millones esta visita y tu huella ;)

      Eliminar
  3. Yo lo hago todo con mi agenda la verdad. Las libretas para escribir tienen que estar separadas por supuesto y para algunas listas necesito papeles separados así que no sé...
    Espero que este año tengas más tiempo para hacer todo lo que quieres hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te contaré, Mireia. Si el bullet journal me ayuda a organizar mejor mi tiempo, anexionaré mi agenda con otro tipo de notas, a ver si de estas, solo estoy pendiente de 3 listas en vez de 9 :)

      Eliminar
  4. Yo tengo una bullet journal pero me pasa exactamente como a ti con tus nueve agendas. EMpieza con ilusión el año con la agenda y luego la voy dejando. Espero que a ti te vaya con mejor suerte que a mi.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te contaré, Eleia. Siempre voy con un poquito de retraso al resto del mundo y el bullet journal llegó a mí este mes. Veremos que tal resulta... Un abrazo :)

      Eliminar

Gracias por colaborar con tus palabras.