La clave de los blogs de éxito



Perdona la expresión, pero entenderás mi énfasis cuando leas el porqué...

Hace tiempo que me ronda la idea de monetizar un blog. Quiero ganar dinero por lo que escribo y, pensé, si otros lo hacen, ¿por qué yo no? Si yo también sé muchas cosas y tengo mucho que compartir. Como todos, ¿no? Seguro que hay algo que se te da mejor que otros y que estarías dispuesta o dispuesto a compartir gratis; pero si encima te dan una pequeña compensación económica mejor.

Vía


Entonces, y gracias al consejo de una lectora fiel a la que le gustan mis artículos sobre emociones y desarrollo personal, me decidí a crear un blog específico del tema. Compartir artículos de psicología, tal y cómo lo hice en este blog con post como este o este, y ofreceros el Manual al que he titulado "Del objetivo a la acción" al suscribiros. Todos los blogs de marketing dicen que la clave de un blog de éxito no son los seguidores, sino los suscriptores, así que yo tenía que tener una. También dicen que si quieres ganar dinero con tu blog tienes que tratar temas específicos, no mezclar temas y no dedicarte a contar tu vida... Y claro, con esas premisas, yo pensé que necesitaba un nuevo blog. Fíjate hasta que punto estaba comprometida que me gasté 50€ en un manual ebook de cómo monetizar mi blog (qué dolor me dio encontrar otro muy parecido a 0.99€ semanas después).


Me puse manos a la obra. Registré el nombre de Puzle Emocional, me puse con el diseño del blog día y noche, noche y día y lo terminé. También terminé el manual.Y, ¿quieres saber qué voy a hacer con él? 
No abrirlo.



Es un poco frustrante haber dedicado días a trabajar en un nuevo blog que no verá la luz, pero tengo mis razones. Uno de los blogs para emprendedores que más me gusta es Oye Deb, lo sigo siempre porque Deb es un libro abierto, me parece una persona de fiar incapaz de mercadear con ilusiones y jamás, jamás, te hace sentir culpable por hacerte pensar que no te esfuerzas demasiado. Este martes colgó un post que, si estás pensando en emprender on-line, te recomiendo que leas. Fue precisamente su entrada lo que me hizo pensar, ¿pero en qué leches estoy perdiendo el tiempo? Yo soy psicóloga y escritora. Debería estar escribiendo y no diseñando un blog que me va a dar mucho más trabajo que beneficio. Y la psicología, por muchos artículos o manuales que pueda escribir, es algo que se practica en las distancias cortas, individualmente o en grupos. 

Quiero decir que, mantenerme económicamente trabajando como psicóloga a través de un blog, no es viable. Que puede funcionar a algunos profesionales es cierto, pero no a mí. Desde mi punto de vista no puedes valorar un problema emocional por email -por que la comunicación no verbal es vital en esto- ni tampoco por Skype. Cuando practico relajación o entrenamiento en Mindfulness no tengo solo que ver a mi paciente, tengo que estar con él y para él. Eso es un ejemplo de servicio que no puede ser distribuido on-line. Sé que a muchos les costará entenderlo así, pero para mí es tan ilógico como  pedirle a un fisioterapeuta una evaluación vía Skype o por la descripción del dolor en un email.

Y en ese caso, ¿cuál iba a ser mi forma de generar dinero con un blog así? ¿Escribir autoayuda o darme publicidad? ¿Dar cursillos de formación on-line?... Eso no da dinero para vivir, pero si me llevaría el tiempo que necesito para trabajar para vivir. Tendría que sacrificar mi vida personal para dicho blog y ahí entramos en un tema delicado. La gente que forma parte de mí necesita cuidados, cariño, risas, peleas, lágrimas o carcajadas y siempre he pensado que debo vivirlas intensamente.

En este momento es cuando me puse a lo que yo llamo "investigar". ¿Cuáles son los blogs de mayor éxito en Internet? Y no hablo de un momento puntual, sino de larga estancia. Yo pensando que eran los de marketing de contenidos, emprendedores o los de social media y nada de eso... Blogs de moda, blogs de decoración (manualidades incluídas) y blogs de cocina, esos son los que llevan siendo populares más tiempo en la blogoesfera.

Pero hay más. Y es que, a pesar de ser de moda, cocina o decoración, esos blogs son muy personales y mezclan otras temáticas de interés en sus páginas. Cuánto más personal es un blog, más engancha, y cuánto más engancha más promoción de tus productos podrás hacer o más publicidad patrocinada acogerás en tus páginas -si quieres, claro-.


Ejemplos de blogs tomateros


  1.  A Beautiful Mess. Dos hermanas creativas, punto y final. La creatividad les ha llevado a crear un blog de éxito incalculable en el que dan recetas, hablan sobre estilo de vida, de escapadas interesantes, de cafeterías o locales a visitar, de guías de viaje, de fotografía, de DIY, de decoración, de copywriting (osea, de escribir con objetivos concretos), de marketing, de mascotas.... Hablan de todo, pero siempre desde su perspectiva personal con fotografías únicas con ellas -o amigos- como modelos y dejándote conocer un pedacito de sus vidas. Por eso cuando entras en su tienda y ves un bloc de notas, te lo compras porque lo usan ellas y en él han creado todas las cosas maravillosas que hay en su blog.
  2. A cup of jo. Joanna, escritora y madre en Nueva York, nos habla de bodas, de comida y bebida, de estilo de vida, de decoración, de relaciones, de moda y belleza, de las dichas y desdichas de ser madre... Y todo desde un punto de vista personal.
  3. Púrpura. Web mexicana sobre estilo de vida, emprendedores, belleza, cocina, salud, nutrición, terapias alternativas, humor y mucho más.
  4. The nectar collective. Psicología, motivación, estilo de vida, viajes, decoración...
  5. The color palette. Un blog recién descubierto que mezcla temas tan variados como reseñas de libros, de cine, fitness, moda y belleza y les sale de muerte. Acaba de iniciar su camino, pero les auguro un futuro brillante al ser de los primeros blogs en castellano en aplicar la fórmula más exitosa de los blogs norteamericanos tipo A Beautiful Mess. 

Blogs de éxito por hacer, de forma organizada, LO QUE LES SALE DEL TOMATE.

Y eso es lo que pienso hacer yo a partir de ahora... 
Con lo que yo sé hacer no me haré rica, pero, leñe, que bien me lo voy a pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por colaborar con tus palabras.