Fichas de personajes


Seguimos adelante con nuestro estudio de los recursos con los que contamos a la hora de escribir una novela, relato, cuento... Sea del tipo que sean (animales, espíritus,  personas, seres sobrenaturales...) toda historia necesita sus personajes y por ello se ha extendido una técnica nacida en talleres literarios conocida como la creación de fichas de personajes. 

Puede que alguno de los escritores que leen esta página no usen este recurso (yo misma me negaba a utilizarlo en un principio) puesto que no entra en su metodología la planificación previa, pero tenéis que reconocerme que seguramente os veáis obligados a tomar alguna nota sobre la característica del personaje que habéis decidido crear para que no se os olviden esos detalles que le distinguen de los personajes más planos.

En mis primeros pasos como escritora, no solía utilizar esta técnica. Pero me veía obligada a volver pasos atrás a menudo (buscando y buscando en lo ya escrito) para rescatar esos detalles. Esto me hacía perder mucho tiempo y, peor aún, me hacía perder el hilo de lo que estaba escribiendo en el momento (y sabéis lo difícil que es a veces sentarse y empezar). Así que empecé a buscar entre estas técnicas y, cómo siempre, me hice una versión propia. Este fue el resultado de Poème en Orquídea Blanca. Libro I:

Clic para hacer más grande

Los puntos que para mí eran más relevantes se muestran en esta ficha. No es que me olvidase del personaje, en absoluto pues a veces el personaje me poseía para escribirse a sí mismo, pero necesitaba saber quién era, conocer a una de las protagonistas desde la coronilla hasta la punta del dedo gordo del pie. Con los personajes secundarios hice lo mismo, entrando en todo detalle. 

Considero que es un recurso muy útil para empaparte de tus personajes y construir unas personalidades detalladas en la novela; pero además, es una técnica que aunque requiera su esfuerzo al principio nos ahorrará mucho tiempo en el proceso de escritura.

Además de la técnica, me gustaría hablaros de una pequeña directriz que encontré y que a mí me ha sido muy útil. Como es obvio, siempre debemos tener en cuenta el punto de vista del narrador a la hora de llevar los personajes a la novela. ¿Qué quiere decir esto? Pues que como autor/a contruiré los personajes como me plazca, pero de una forma objetiva. Si los llevo a la novela desde un narrador en 3ºpersona solo tendré que seguir esos puntos fielmente. Pero si los llevo desde un narrador en 1ºpersona, tendré que tener en cuenta al narrador para desarrollar el resto de personajes desde su punto de vista. 

Ejemplo:
La primera novela de Orquídea Blanca está narrada por Edrick. Es una persona agorera, un tanto solitaria, muy racional y bastante irascible. Si esta persona es quien nos tiene que describir a Poème no lo hará de forma objetiva. Puede parecerle guapa o fea, puede parecerle simpática o insoportable... Y desde ahí presentarnos, como narrador, al personaje de Poème. 

Esta claro que si la historia de Orgullo y Prejuicio nos la hubiese contado la hermana de Bingley, Elizabeth no nos habría resultado tan cercana, fuerte, agradable o simpática. ¿Verdad? O si en Crepúsculo hubiésemos leído el punto de vista de Rosalie. O si Manu nos hablase en primera persona desde Deus ex Machina 2.0

A pesar de nuestras fichas de personaje, tenemos que entender la relación existente entre ellos para llevarlo a la novela y sobre todo no perder de vista quién nos va a contar la historia.

Por supuesto, si el personaje va a cambiar a lo largo de la novela su percepción del resto de personajes cambiará con él. Porque nosotros somos un todo y nuestros personajes igual.Si tienes mil puntos de presión sobre tu persona, lo más probable es que las minucias que antes solo eran molestas se conviertan en un gran agravio. O no. Porque dependerá del personaje. Por eso es tan importante conocer a las personas que forman parte del mundo que hemos creado. Controlamos su mundo, pero una vez tenemos definidos a nuestros personajes, no podemos controlarles a ellos. Si obligamos a un personaje a actuar de una forma determinada, sin que sea apropiado según su personalidad anterior, nos arriesgamos a perder al lector por darle personajes incoherentes; nos arriesgamos a que nuestra novela no guste.  No importa si la historia es la más original del mundo, si su ortografía es intachable... Nuestros escritos deben ser completos en todos sus puntos y los personajes son el esqueleto que los sostienen.


En el proceso de Pre-escritura de Orquídea Blanca. Libro II (¡ya podéis leer un primer fragmento aquí!), me vi en la obligación de crear nuevas fichas para algunos personajes. ¿Por qué? Pues porque además de enfrentarme al nuevo reto de escribir desde el punto de vista de Poème (una nueva Poème), todos han cambiado muchísimo desde la primera novela. Por eso creé unas fichas nuevas (que imprimo y guardo en un archivador con todos mis esquemas y cosillas interesantes) que os dejo a continuación  y por si os puede ser de alguna utilidad os dejo el PDF para descargarla. 


Clic para descargar en PDF

Fuentes:
Otros muchos que visité, asimilé y no recuerdo. Mil disculpas.



6 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta información, porque a todos los que escribimos, si no queremos perder la cordura y la fidelidad de nuestra historia debemos en algún momento tener muy claro la personalidad de todos nuestros personajes.

    Muchas gracias Veritas por la parte que me toca :-)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al principio desconfiaba, pero no imaginas lo útil que me están siendo a estas alturas. Una ya no tiene la memoria que tenía y (uufff) a veces es muy difícil recordar todos los detalles. Un besote, guapísima. Gracias por pasarte ;)

      Eliminar
  2. Yo siempre hago fichas de mis personajes, para tenerlos más a mano. Lo que sí las adecuo según la historia, vamos que no las hago siempre igual xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo usar el mismo modelo, pero reconozco que termino escribiendo por los márgenes o poniendo pegatinas de estrellas para diferencia a los más importantes. Como siempre, cada maestrillo tiene su librillo ;)

      Eliminar
  3. :)
    Es muy útil, aunque al final yo lo que tengo es una carpeta con icono del personaje y un archivo de texto caótico, con fotos y "recuerdos" y pequeña bio. Es más o menos lo mismo que la ficha, solo que muy desordenado, jejeje :D
    Gracias, cielote


    PD: lo de Manu me arrancó la carcajada sorprendida ;)

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar con tus palabras.